Carantoñas

No me buscarías si no me hubieras encontrado

October 11, 2006

Asco



Pues este blog viene como respuesta a un reclamo recibido en mi mail. Posteo después de cinco días.

Y esta vez no tengo una palabra, sino un insecto. Casi todo el mundo aborrece a las cucarachas, a todos les dan asco esos animales horribles. Muchos creen que son el insecto más asqueroso sobre la faz de la Tierra. Pero no es así. Hay uno que es mucho mucho mucho mucho mucho peor. El problema es que casi nadie sabe de su existencia. Esta criatura repugnante es el LEPISMA, también conocido como "pececillo de plata".

Es uno de los artrópodos más antiguos. Hay fósiles de cerca de 400 millones de años. Les gustan los lugares oscuros y húmedos y se alimentan de fibras, por lo que son la segunda plaga más común en bibliotecas.

Es difícil erradicarlos (yo lo he intentado taaantos años), pero siempre será delicioso verlos morir bajo una ráfaga de Raid (cualquiera funciona muy bien).

Wikipedia dice:

Aunque está considerado comúnmente un parásito, el daño causado por el pececillo de plata es insignificante y los animales no provocan ningún efecto en la salud de los seres humanos, aunque se sabe que causan daños psicológicos a los insectófobos. En los edificios, el pececillo de plata sólo puede sobrevivir en ambientes húmedos y grietas. Si se eliminan estas dos condiciones, el pececillo de plata desaparece. Otras medidas pueden eliminar o diezmar la población del pececillo de plata temporalmente:

  • Una mezcla a partes iguales de bórax y azúcar es un buen cebo para matar al pececillo de plata.
  • El olor de una solución de cloruro amónico hará que el pececillo de plata se aleje durante unas 24 horas.
  • Para capturar al pececillo de plata, rocíe yeso en un paño mojado de algodón blanco, póngalo en una esquina durante la noche, cerca del escondite del pececillo de plata.
  • Otra forma útil de capturar al pececillo de plata es poner una patata rallada en una losa cerca de su escondite durante la noche. El pececillo de plata excavará en la patata para comer. A la mañana siguiente se podrá deshacer de la patata junto con el pececillo de plata en su interior.
Así que ya saben. Si no los han visto, busquen cerca de sus libros, en la alfombra o en el baño. Y hagan patrian, maten a un lepisma.





1 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home